Córdona Heróica repudia las palabras de odio hacia los ciudadanos Argentinos. Y solicita a las autoridades tomen medidas para evitar las discriminaciones xenofogas de politicos hacia los ciudadanos.

Desde Cordoba Heroica le decimos ¡Basta! a las discriminaciones xenofogas de politicos argentinos para con sus ciudadanos. Exigimos de las autoridades se dicten leyes condenando palabras y calificativos tales como: "Odio", "Golpista", "Gorila", "Oligarca", "vende patria", "cipayo", "nazi", "fascista", "Buitre", "Destituyente".


EXIGIMOS JUSTICIA POR: Las víctimas mortales de la tragedia del tren de Once: Juan Carlos Alonso; Karina Mariela Altamirano; Jonathan Maximiliano Báez; Dionisia Barros; Claudio F. Belforte; Natalia Benitez; Federico Agustín Bustamante; Micaela Cabrera Machicao; Darío Cellie; Daniel R. Matías Cerricchio; Juan Daniel Cruz; Graciela Beatriz Díaz; Sabrina Florencia Espíndola; Lucía Fernández Chaparro; Florencia Fernández Sugastti; Juan Leonel Frumento; Yolanda Sabrina Galván; Carlos María Garbuio; Alberto David García; Mónica Garzón; Marcela Alejandra Gómez; Ranulfo González Centurión; Verónica González Franco; Claudia Mariel Izzia; Fernando Andrés Lagrotta; Estela Legia (o Lei Jiang Yan); Nayda Tatiana Lezamo; Isabel López; Nancy López; Roberto López Pacheco; Alex Nahuel Martínez; Lucas Menghini Rey; Marina Moreno; Miguel Angel Núñez Vilcapona; Lucas Gabriel Palud Quini; Sofía Peralta; Silvia Gabriela Pereyra; Gloria Cecilia Pinilla León; Tatiana Pontiroli; Esther Sandra Reyes; Braulio Romero; Graciela Romero; María Scidone; Rosa Margarita Tevez; Sonia Torres Rolón; Gloria Alejandra Troncoso; Nicolás Elías Villalba; Pablo Fernando Zanotti; Cristian Zavala; Ana Teresa Zelaya; Ariel Zúñiga. VÍCTIMAS DE UN ESTADO IRRESPONSABLE - ¡JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES POLÍTICOS Y EMPRESARIALES!

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

domingo, 2 de diciembre de 2012

FALTAN LOS BOYS SCOUT

Calendar diciembre 2, 2012 | Posted by Malú Kikuchi Por Malú Kikuchi (2/12/2012) La Presidente tiene un visceral desprecio por todo lo que tenga que ver con las FFAA. Para rescatar la figura de Belgrano, le niega el título de general, por el que se hizo conocido y con el que sirvió a la patria, y rescata su título de abogado y sus estudios de economía. A Cristina no le gusta lo militar. Curiosamente, la presidente hace uso y abuso de términos militares. Habla siempre de “guerra”, “lucha”, “soldados”, “militantes”, “batallas”, “combatir” y sobre todo de “enemigos”. Muchos y variados enemigos. En su política, heredada de ÉL, quien a su vez la aprendió de Carl Shmitt (“El concepto de lo político” 1932: el estado como estructura política y el principio amigo/enemigo), remixado y latino americanizado por Ernesto Laclau en “La la razón populista” 2005: siempre hay que tener un enemigo y vendérselo al pueblo como tal. El enemigo depende de las circunstancias. Y así, siguiendo estos consejos que llevaron primero a Alemania al nazismo y hoy justifican el populismo socialista del siglo XXI, invento chabacano, grosero y peligrosísimo para las libertades individuales establecidas en la Constitución Nacional, la presidente suma más enemigos que vestidos. Y hay que reconocer que su vestuario es generoso en cantidad. Desde los comienzos, en la primera semana de junio de 2003, siendo “ÉL” presidente, por cadena nacional (por entonces los argentinos la teníamos olvidada), desde su puesto de poder ejecutivo, le ordenó al poder legislativo cambiar la corte suprema de justicia, cabeza del poder judicial. En un solo acto le declaró la guerra a la república – basada en la estricta división de poderes – y ganó la batalla, ya que soldados del FPV y militantes surtidos, acataron la orden, enfrentaron la lucha con convicción y batieron a los enemigos. También vencieron a la república. Que hoy no existe. Y acá no entran consideraciones sobre si la corte menemista debía ser cambiada o si la actual es mejor que la anterior. El tema está centrado en la falta de respeto por la división de poderes y la intromisión del ejecutivo en el poder judicial, al que vació de Justicia. Con Cristina siguieron las batallas, se superpusieron. Cambiaron los enemigos y se sumaron a lo largo de los años. Está en guerra santa contra Clarín. De paso con La Nación, Perfil y los periodistas independientes, que cada vez son menos. Está en guerra con Ghana por la fragata y con España por Repsol. Con Paraguay por destituir a Lugo. Está en guerra con la Iglesia. Cristina está en guerra con el Reino Unido por Las Malvinas y se amiga con Irán a pesar del peor ataque terrorista sufrido por Argentina en su historia, por el que se responsabiliza a Irán. Es difícil encontrarle coherencia. Cristina está en guerra, después de años de conveniente amistad, con Moyano y su CGT, con la CGT Azul y Blanca de Barrionuevo, con la CTA de Miceli, y con la “ayudita” de Aníbal Fernández, está por entrar en guerra con la CGT Balcarce, dirigida por Caló, hombre de la UOM y defensor acérrimo de Vandor, como todos los metalúrgicos. Cristina está en guerra con la realidad. Entró en guerra con los alumnos de las universidades de Georgetown, de Harvard y de La Matanza. Está en guerra con el juez Griessa y con los “fondos buitres”, con los empresarios que cotizan en bolsa y con la clase media. Está en guerra con el campo. Cristina está en guerra con Macri, con De la Sota, con Scioli, con el PJ, con la izquierda y con la derecha; con las encuestas que no la favorecen. Con todos los que disienten con ella. Cristina está en guerra con la verdad, con el sentido común, con la Constitución Nacional. Y la guerra de Cristina es a matar o morir. Un día se va a mirar en el espejo y se va a declarar la guerra. Desde el 29/11/2012, por condena, perdón por cadena nacional, ¡entró en guerra con los jubilados! Los comparó con buitres y caranchos por pretender que la justicia les haga justicia y ANSES actualice sus haberes. Juicios que ganan, pero no cobran. Total, ¡lo que les sobra es tiempo! Sólo le falta declararle la guerra a los “boy scouts” y ¡bingo! Cartón lleno. Deberíamos ser un gran país, hagámoslo. Ya que estamos belicosos, que los opositores reaccionen y pidan *juicio político a la presidente, es constitucional, legal y legítimo. Hoy puede que no haya número suficiente para conseguirlo, pero si la opinión pública sigue sumando enojos, y parece que así será, los “representantes” irán cambiando de opinión al compás del humor social. ¡Hay que empezar YA! Deberíamos haber empezado ayer. *Constitución Nacional, Juicio político. Artículo 53 / Artículo 59 –

No hay comentarios:

Publicidad


Photobucket
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Lo mas leido

Enlacenos a su sitio

****************
****************

Noticias, opinion y actualidad

Entidades - Asociaciones - ONG - Partidos Políticos


Entretenimiento - Humor - Juegos

Arte - Cultura - Educación - Formación - Historia - Cine – Series


Empresas - Servicios - Tecnología - Mujer - Moda – Belleza