Córdona Heróica repudia las palabras de odio hacia los ciudadanos Argentinos. Y solicita a las autoridades tomen medidas para evitar las discriminaciones xenofogas de politicos hacia los ciudadanos.

Desde Cordoba Heroica le decimos ¡Basta! a las discriminaciones xenofogas de politicos argentinos para con sus ciudadanos. Exigimos de las autoridades se dicten leyes condenando palabras y calificativos tales como: "Odio", "Golpista", "Gorila", "Oligarca", "vende patria", "cipayo", "nazi", "fascista", "Buitre", "Destituyente".


EXIGIMOS JUSTICIA POR: Las víctimas mortales de la tragedia del tren de Once: Juan Carlos Alonso; Karina Mariela Altamirano; Jonathan Maximiliano Báez; Dionisia Barros; Claudio F. Belforte; Natalia Benitez; Federico Agustín Bustamante; Micaela Cabrera Machicao; Darío Cellie; Daniel R. Matías Cerricchio; Juan Daniel Cruz; Graciela Beatriz Díaz; Sabrina Florencia Espíndola; Lucía Fernández Chaparro; Florencia Fernández Sugastti; Juan Leonel Frumento; Yolanda Sabrina Galván; Carlos María Garbuio; Alberto David García; Mónica Garzón; Marcela Alejandra Gómez; Ranulfo González Centurión; Verónica González Franco; Claudia Mariel Izzia; Fernando Andrés Lagrotta; Estela Legia (o Lei Jiang Yan); Nayda Tatiana Lezamo; Isabel López; Nancy López; Roberto López Pacheco; Alex Nahuel Martínez; Lucas Menghini Rey; Marina Moreno; Miguel Angel Núñez Vilcapona; Lucas Gabriel Palud Quini; Sofía Peralta; Silvia Gabriela Pereyra; Gloria Cecilia Pinilla León; Tatiana Pontiroli; Esther Sandra Reyes; Braulio Romero; Graciela Romero; María Scidone; Rosa Margarita Tevez; Sonia Torres Rolón; Gloria Alejandra Troncoso; Nicolás Elías Villalba; Pablo Fernando Zanotti; Cristian Zavala; Ana Teresa Zelaya; Ariel Zúñiga. VÍCTIMAS DE UN ESTADO IRRESPONSABLE - ¡JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES POLÍTICOS Y EMPRESARIALES!

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

domingo, 8 de abril de 2012

ABOGADO DE BOUDOU : VIEJO CONOCIDO

Amigo íntimo del Juez Zaffaroni defiende a Boudou http://www.seprin.com/wp-content/uploads/2012/03/Tapa_grossman.jpg ¿Quien es Jacobo Grossman? Hay cosas extrañas y nada menos que el socio y amigo intimo de Juez de la Suprema Corte, es abogado de Amado Boudou en la causa de Ciccone. Extraño por cierto, pero hay abogados con mas capacidad o de renombre que no son ex-convictos y nada menos por secuestro de niños… Salvo que uno piense de detrás del defensor Grossman esta el propio Juez Haciendo lobby… El Dr. Jacobo Isaac Grossman asesor, socio y amigo del Juez de la CSJN Dr. Zaffaroni lideró en 1973 un grupo de delincuentes conformando una banda de secuestradores que se dedicaban a sustraer menores de familias adineradas, cobrando por su rescate cuantiosas cifras. Las crónicas de la época establecen que Grossman había afianzado relaciones con grupos guerrilleros que le señalaban cuáles eran las familias con poder adquisitivo alto, para que efectuara sus raptos. Si bien la actividad de Grossman y sus cómplices no reportaba materialmente ni organizativamente a los grupos guerrilleros, su actividad puramente delictiva colaboraba con el fin de sembrar el terror, y por eso lo ayudaban. ¿Qué podíamos espera de un juez que siempre descarga la responsabilidad de los errores o cosas mal hechas en terceros? La primera versión del Dr. Zaffaroni apuntaba a la responsabilidad de alquilar sus departamentos en la Inmobiliaria –que no otra cosa que una entidad intermediaria- y que no le habían avisado de nada. Según publica el diario Libre, el encargado de tramitar los alquileres de las propiedades del magistrado se llama Ricardo Montivero, tiene 65 años y figura ante la AFIP en el rubro “asesoramiento, dirección y gestión empresarial”. De acuerdo a esa publicación, el domicilio de Montivero es el mismo que el de Zaffaroni, que vive en una casona del barrio de Caballito. “Es quien hace todas aquellas cosas que Zaffaroni no le gusta o no puede hacer, desde las compras en el supermercado, hasta firmar los contratos y administrar sus cosas”, indicó a la revista Noticias un amigo muy cercano al juez. Como expresa un conocido abogado en el párrafo final de su carta elevada en la fecha a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y referida al Dr. Zaffaroni: “No es el principio de inocencia el que está en juego, es el prestigio de esa Excma. Corte ante la opinión pública el que está gravemente comprometido”. No nos interesan los escándalos en los que se mete solo el Dr. Zaffaroni, nos interesa la preservación de las instituciones y la justicia merece ser preservada como la mejor de las instituciones republicanas, ella debe garantizar la igualdad ante la ley y la objetividad al administrar ese bien sagrado. “Estuve frente a frente con él, encañonado” Una víctima lo identificó por LA NACION Douglas Roberts fue secuestrado por Grossman en 1974 Su cuñado, que pagó el rescate, escribió una carta a LA NACION Sorpresa, indignación y desazón. Jueves 09 de octubre de 2003 | Publicado en edición impresa Alejandro T. Watts Bollini vio el rostro de Jacobo Grossman en las fotos tomadas a Eugenio Zaffaroni durante su exposición del lunes último ante la Comisión de Acuerdos del Senado, que publicó LA NACION, y reaccionó con asombro. El fue quien entregó en 1974 el maletín con dinero que los secuestradores pidieron para liberar a su cuñado, Douglas Roberts, un ex directivo de la empresa Pepsi Cola en la Argentina. Escribió el siguiente texto para la sección Carta de lectores de LA NACION, con su firma, su documento de identidad, número 93.183.301, su dirección y su teléfono. “Me siento enormemente sorprendido al ver sentado junto al Dr. Zaffaroni junto al Dr. Jacobo Isaac Grossman (LA NACION, 7/10/03). A este último, que es ahora asesor de un futuro miembro de la Corte Suprema de Justicia, mi persona haciendo de mensajero tuvo que entregarle en mano, amenazado a punta de pistola, el dinero exigido a Pepsi Cola Argentina SA para rescatar a uno de sus directores, en enero de 1974. El Dr. Grossman, en ese momento Sr. Grossman, junto con otro de sus compañeros, fue tomado prisionero, pero al poco tiempo liberado de este delito”, recordó. “Años más tarde leí en la revista Gente del 28/02/91 la trayectoria violenta que había seguido, así como su vinculación con el Dr. Zaffaroni. El secuestro al que yo me refiero sucedió hace casi 30 años; no guardo rencor, pero estos acontecimientos me recuerdan el calvario que vivieron, durante el mes que duró el cautiverio, mi cuñado, mi hermana y mis sobrinas, apenas adolescentes; y me produce un sabor amargo de desazón y de indignación el imaginar posiblemente sentado cerca de los estrados de la Justicia a este ciudadano”, concluyó. A centímetros En diálogo con LA NACION, Watts afirmó que reconoció al allegado de Zaffaroni: “Estuve frente a frente con Grossman. Lo vi porque tenía su rostro a 40 centímetros del mío, junto a otros dos que me tenían encañonado. Todo esto lo declaré ante la justicia de San Isidro, pero él tenía siete abogados trabajando, algunos muy vinculados al general Perón”, sostuvo. Roberts evitó hacer comentarios “por pedido de la familia”, según sostuvo. Pero se refirió a su secuestro: “Luego de aquello me tuve que ir del país. Ahora, cuando lo veo a Grossman, veo que por algo pasamos los últimos 30 años que pasamos”. Los secuestradores pidieron 5 millones de dólares para liberar a Roberts. “Mi cuñado fue secuestrado el 3 de enero de 1974. Después de las negociaciones que llevó adelante la propia Pepsi Cola, cuando hubo que pagar el secuestro, los secuestradores me eligieron para que hiciera el pago”, comentó Watts. “Entregué el maletín y luego de la captura de la banda se rescató al menos una parte del dinero”, recordó. EL ABOGADO DEL DIABLO Y LOBBYSTA: Asi lo detalla el periodista Crhistian Sanz en tribuna de Periodistas: http://www.periodicotribuna.com.ar/10771-jacobo-grossman-el-abogado-del-diablo-elegido-por-amado-boudou.html Jacobo Grossman nació en 1946. Es abogado graduado en la Universidad de Buenos Aires y, aunque cueste creerlo, fue director de Relaciones Institucionales del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) desde 1999 hasta 2001. También fue asesor de la entonces senadora Graciela Fernández Meijide en la comisión de libertad de expresión del HSN y de la diputada Mary Sánchez. Por si esto no fuera lo suficientemente asombroso, tuvo su cuota de participación en la reforma de la Constitución Nacional del año 1994, asesorando a Zaffaroni en temas de la Comisión Nacional de Legislación Legal (Planta transitoria Cat-A4). Quienes conocen al juez en profundidad, aseguran que Grossman tiene enorme influencia sobre su persona. “Algunos de los fallos más increíbles atribuidos a Zaffaroni tienen la pluma de Grossman”, aseguró a este periodista hace años una fuente que supo trabajar con el magistrado. Lo cierto es que Jacobo ostenta un pasado que lo avergüenza: fue apresado junto a su entonces novia Mirta Graciela Fabris y estuvo detenido en la cárcel de Caseros luego del cobro del rescate por el secuestro del presidente de Pepsi Cola. Fue capturado el 6 de julio de 1976 por el ejército acusado de tener “asiduos contactos con personas de la agrupación Montoneros” y de ser espía israelí. Si bien Grossman ha tratado de compararse con los detenidos-desaparecidos que fueron “chupados” ilegalmente en los 70, no deja de llamar la atención que nunca fuera torturado. De hecho, Grossman fue condenado a 25 años de prisión y permaneció detenido aún después del regreso de la democracia argentina. Sólo fue liberado después de ser indultado, luego de haber sido señalado -junto a otro preso de nombre Miguen Angel Corgola- por la muerte de un recluso en el interior de un camión celular en junio de 1985. Ahora , no parece extraño que Amado Boudou aparezca contratando a un abogado, que fue condenado por secuestrar niños, considerando que se trata en realidad de un lobbista de Zaffaroni. Nada es casualidad, y Boudou de tonto no tiene nada eso es seguro. Y la presidenta puede dar fe de ello en Puerto Madero. No se si se acuerda pero los arquitectos de una reforma constitucional para la Re Re de Cristina, fueron Amado Boudou y el Dr Eugenio Zaffaroni. La actual amis­tad entre Zaf­fa­roni y Bou­dou se dio gra­cias a los ofi­cios del abo­gado pena­lista de ambos, Jacobo Gross­man, un ex secues­tra­dor extor­sivo que pagó su delito con la socie­dad y ahora tiene un pro­mi­nente estu­dio jurí­dico que emplea a unos cuan­tos abo­ga­dos. Se trata del mismo buf­fet que antes com­par­tía con Zaf­fa­roni. Cuando éste asu­mió en la Corte Suprema, Gross­man se quedó con el estu­dio y con el supremo como cliente per­so­nal. Asi­mismo Bou­dou, que tiene varias denun­cias pena­les por su ges­tión como minis­tro de eco­no­mía, recu­rrió a Gross­man para que lo defienda, ya que éste, en los últi­mos años, ha ganado varias cau­sas importantes. ( G. Cherashny dixit.) Por Héctor Alderete P.D. Error: el Dr Grossman Fue condenado a 20 y cumpliò 14 años. Segun una fuente de tribunales. ___

No hay comentarios:

Publicidad


Photobucket
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Lo mas leido

Enlacenos a su sitio

****************
****************

Noticias, opinion y actualidad

Entidades - Asociaciones - ONG - Partidos Políticos


Entretenimiento - Humor - Juegos

Arte - Cultura - Educación - Formación - Historia - Cine – Series


Empresas - Servicios - Tecnología - Mujer - Moda – Belleza