Córdona Heróica repudia las palabras de odio hacia los ciudadanos Argentinos. Y solicita a las autoridades tomen medidas para evitar las discriminaciones xenofogas de politicos hacia los ciudadanos.

Desde Cordoba Heroica le decimos ¡Basta! a las discriminaciones xenofogas de politicos argentinos para con sus ciudadanos. Exigimos de las autoridades se dicten leyes condenando palabras y calificativos tales como: "Odio", "Golpista", "Gorila", "Oligarca", "vende patria", "cipayo", "nazi", "fascista", "Buitre", "Destituyente".


EXIGIMOS JUSTICIA POR: Las víctimas mortales de la tragedia del tren de Once: Juan Carlos Alonso; Karina Mariela Altamirano; Jonathan Maximiliano Báez; Dionisia Barros; Claudio F. Belforte; Natalia Benitez; Federico Agustín Bustamante; Micaela Cabrera Machicao; Darío Cellie; Daniel R. Matías Cerricchio; Juan Daniel Cruz; Graciela Beatriz Díaz; Sabrina Florencia Espíndola; Lucía Fernández Chaparro; Florencia Fernández Sugastti; Juan Leonel Frumento; Yolanda Sabrina Galván; Carlos María Garbuio; Alberto David García; Mónica Garzón; Marcela Alejandra Gómez; Ranulfo González Centurión; Verónica González Franco; Claudia Mariel Izzia; Fernando Andrés Lagrotta; Estela Legia (o Lei Jiang Yan); Nayda Tatiana Lezamo; Isabel López; Nancy López; Roberto López Pacheco; Alex Nahuel Martínez; Lucas Menghini Rey; Marina Moreno; Miguel Angel Núñez Vilcapona; Lucas Gabriel Palud Quini; Sofía Peralta; Silvia Gabriela Pereyra; Gloria Cecilia Pinilla León; Tatiana Pontiroli; Esther Sandra Reyes; Braulio Romero; Graciela Romero; María Scidone; Rosa Margarita Tevez; Sonia Torres Rolón; Gloria Alejandra Troncoso; Nicolás Elías Villalba; Pablo Fernando Zanotti; Cristian Zavala; Ana Teresa Zelaya; Ariel Zúñiga. VÍCTIMAS DE UN ESTADO IRRESPONSABLE - ¡JUICIO Y CASTIGO A LOS RESPONSABLES POLÍTICOS Y EMPRESARIALES!

Publicidad

 photo Estudio-juridico-puricelli-pinel450x100_zpsdea8ab8a.gif

domingo, 21 de octubre de 2012

ODIO

EL PINÁCULO DEL ODIO por el Lic Gustavo Adolfo Bunse 20 oct 2012 La República no se repondrá en varias décadas de la impresionante fractura social que le ha sido infligida… y que está sufriendo en este momento. Ni siquiera hubo una fractura parecida… en la década posterior al 50 donde se llegó a los “fusilamientos preventivos” en los basurales de José León Suárez y de la Penitenciaría Nacional (sin sumario… sin juicio y sin firmas de nadie) y mucho menos…en la “década infame” que fue la que siguió al golpe contra Yrigoyen el 6 de septiembre de 1930 … y que se extendió hasta junio del 43. Odio, no es sólo el enojo… la antipatía o la aversión hacia alguien. Se trata, además de eso… de una escala superior que no deja allí las cosas, sino que le agrega un deseo activo de perjuicio al odiado. Trátase de un sentimiento negativo que desea el mal para el sujeto u objeto que se odia. Se desata, en verdad, un deseo de daño a otro. El odio está vinculado a la enemistad y la repulsión. Las personas que odian… entonces, tratan de destruir aquello que odian. En el caso del odio hacia otro ser humano … el sentimiento puede reflejarse a través de insultos, agresiones físicas o daños concretos realizados, cabalmente, para producirle sufrimiento. El odio no siempre es irracional. Es normal odiar a quien nos hace sufrir o amenaza nuestra existencia. Pero… es también normal el reflujo del odio… que es odiar a quien nos destina su odio. La violencia, suele ser siempre una de las primeras consecuencias del odio. Cuando un Estado está a punto de declarar una guerra, suele promover el odio hacia el enemigo entre los ciudadanos y los soldados. De esta manera, las acciones violentas aparecen como justificadas y no generan rechazo o sentimientos encontrados en la sociedad. Así como Erzebet Bathory… tenía a todas sus sometidas en varios calabozos, … nuestra reina de luto, tiene a su ejército de arrastrados en un escenario parecido al infierno del Dante…. Es un lugar… donde existen verdaderas cloacas de la sumisión. Hombres, mujeres, periodistas, profesionales, legisladores, jueces… todos flotan en esa cloaca… o se hallan en ese lugar sumergidos del mismo modo que Tántalo… pero sin un solo árbol de frutos para desear. Algunos… ya están literalmente muertos… aún cuando respiran… Ni siquiera parecen haberse enterado de la dimensión de su óbito. Grupos de cadáveres políticos de toda laya… flotan sin remedio allí despanzurrados… entre las heces y los sargazos. La descripción que hago… no está lejos de la visión de Virgilio en el infierno narrado por Dante Alighieri en la Divina Comedia. Una hilera de siervos de la gleba… observan desde la costa con enormes lanzas y redes, bien sea para alejar de las orillas a quienes quieran huir… o bien para capturar a quien la reina necesite para cualquier fin como que… de vez en cuando… renueva la vigencia de alguno de esos servilismos convertidos en beca. Cada advenedizo de esta fauna - pletórica de reptantes, - sabe muy bien que… en el epicentro del poder… está ella . La reina de luto. El especial favoritismo hacia un lacayo es, precisamente, el pago a su vocación de premiosa esclavitud… frente a los intereses que lo demandan por doquier. Bajo juramento, son capaces de renunciar… otra vez más, a su dignidad, sabiendo que, en cualquier examen de esta mujer… ella prefiere el oblicuo al recto. Prefiere el ignorante al estudioso, el intrigante al gentilhombre. Toda su cáfila de corruptos o envilecidos saben bien, para renovar su ticket vencido, que la corruptela moral… para ser serviles de la corona… antepone, ahora, más que nunca… el valimiento al mérito. Por cuanto… sin duda son sólo ellos los verdaderos arquetipos primarios del arrastramiento individual… Y, con tal arduo entrenamiento, han de ser absolutamente capaces de adaptar su impresionante insolvencia moral a cualquier mandato nuevo… imaginado por ellos…para la misma monarca. Inversamente, debe saber ella muy bien que la lealtad de los siervos sólo es sostenible con el pago …riguroso y oportuno… de todas las alícuotas de los planes y subsidios del progresismo popular. La famosa Caja de nuestros impuestos … que ya se agota. El progresismo populista vitoreado por los “unos” suele durar hasta que se acaba el dinero arrancado con tributos… a los “otros”. Exonerar a un felpudo humano, apretarlo y/o colapsarle los pagos, es exponerse a que se venda de inmediato al otro bando. O peor aún… a que revele los secretos que se le han confiado y también a que se convierta en un enemigo extorsionador. El mensaje de “amor” a las puertas de Itatí, pretende tener pues una receptiva bienvenida en su gran piara de cambiadores de camisetas, cuyo número resultará una función directa del superávit de la caja… y cuya fuerza desplegada, ha de ser inmedible en su formidable e imprevista volatilidad. Porque trasuntará la más rechiflada hipocresía… porque chorreará insinceridad y porque no será creíble ni siquiera para el obediente y laxo oído de los propios siervos. Allí radica ese concepto complejo… que ella ha forjado dividiendo a la sociedad… entre los propios y los excluidos : El odio Y allí yacen, sobre un colchón barato… totalmente ensangrentado … los despojos de una oposición que se ha empeñado en llevar el ridículo hasta el paroxismo y de subir al podio para saludar con su rostro pálido… absolutamente magullado. Todas nuestras familias, nuestros amigos, nuestra gente querida y conocida… dialogan con un abierto temor… (“mejor no hablemos de política”) o caen en un enfrentamiento feroz por tratar de quitar a alguien de las aguas cloacales del oficialismo. Y allí… se desata un odio tan terrible… que no tiene retorno. Porque el que se halla dentro de ese infierno… habla en un lenguaje tan absurdo… con argumentos tan ridículos … que parece transitar por el mundo con una fantasía anómalamente atrofiada… Y en eso consiste todo su infame destino. Es incapaz de representarse su propio futuro. Mira al porvenir… aún al más inmediato… y no ve nada. Por eso carece de vocación. La vocación, el argumento de nuestra existencia, es… en verdad… una trama tejida por su imaginación o su conveniencia. Pero esa misma incapacidad para representarse el porvenir… le impide que se desarrollen los frenos a su compulsividad, la cual, abandonada a sí misma… crece. La luz de la virtud, lo deja ciego. Y explota en odio hacia lo distinto Es fotofóbico a la virtud… al mérito… a la nobleza y a la dignidad humana. No reflexiona, por cuanto reflexionar no es sino imaginar con detalle el futuro… vivir de antemano. La inescrupulosidad del oficialismo…. Su enorme odio radial procede, en buena medida, de sus propias trampas… de sus propios cepos que ya no sabe desarmar y sólo atina a profundizar. En el pináculo del odio… reina ella.. en soledad…. Ella… que viaja montada en el odio… hacia la nada… Y en ese viaje hacia la nada… en ese odio… nos lleva tragados a todos. Lic Gustavo Adolfo Bunse gabunse@yahoo.com.ar

No hay comentarios:

Publicidad


Photobucket
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Publicidad

 photo Laura-web_zps5b8a06ee.gif

Lo mas leido

Enlacenos a su sitio

****************
****************

Noticias, opinion y actualidad

Entidades - Asociaciones - ONG - Partidos Políticos


Entretenimiento - Humor - Juegos

Arte - Cultura - Educación - Formación - Historia - Cine – Series


Empresas - Servicios - Tecnología - Mujer - Moda – Belleza